Los juegos y Fluxus.

“El hombre juega, como niño, por gusto y recreo, por debajo del nivel de la vida seria. Pero también puede jugar por encima de este nivel. Juegos de belleza y juegos sacros”
Johan Huizinga, Homo Ludens, 1968

A inicios de la década del 60 George Maciunas junto a un grupo de artistas, músicos y escritores dieron inicio a Fluxus; uno de los movimientos de vanguardia más críticos al Arte Institucionalizado, con representantes en México, Estados Unidos, Europa y Japón. Fueron también uno de los primeros movimientos en incorporar al juego como parte inherente y conciente de sus desarrollos artísticos, llegando en algunos casos a convertirlo incluso en finalidad misma.

Fluxus 1 yearbox assembled by George Maciunas c.1964

Regidos por el “Manifesto on Art Amusemnt” (1965) los artistas integrantes de Fluxus se dieron a la creación de happenings, conciertos, objetos y variadas propuestas concebidas para la colaboración de múltiples jugadores, responsables ahora ellos de terminar de completar el acto creador.

Heredero del dadaísmo y surrealismo Fluxus generó debate desde su origen mismo, ¿eran acaso un movimiento artístico o anti-artístico? Quizá social, político o sencillamente no eran movimiento alguno sino una sumatoria de expresiones coincidentes que se oponían a las nociones establecidas y por sobre todo a la separación entre el arte y la vida. Sus principales producciones y armas de combate eran sátiras, instrucciones para absurdas performances, poemas sinsentido, juegos de palabra y extraños chistes.

Fluxus fue producto de una época que volvía a convalidar el rol del juego en la sociedad, siendo incluso adoptado a niveles propagandísticos como fue el caso de la mundial de ajedrez de 1972 que enfrentó en las figuras de Spassky y Fisher a la ex URSS y a Estados Unidos. El juego es apropiado por Fluxus por ser considerado la mejor plataforma para llegar a una audiencia masiva. El proceso mismo de producción de los fluxus-kits y flux-games era una suerte de juego. Los artistas se preocuparon por el potencial que todo juego conlleva al ser un proyecto colaborativo y de final abierto.

Entre esta línea de producciones encontramos los juegos de ajedrez de Takako Saito y Yoko Ono. Saito creó las “FluxChess” entre 1961 y 1970,  alteraciones del juego tradicional (algo así como los mods que se desarrollan hoy para videojuegos clásicos). En “Liquid Chess” las piezas se diferencian unas de otras por su olor y no su aspecto. Con directa inspiración en la guerra de Vietnam Yoko Ono crea “White Chess Set”; aquí todas las piezas son de color blanco tornando imposible la posibilidad de ganar o perder y convirtiendo dicha imposibilidad en el objetivo final.

George Maciunas creó su propia versión del ping pong agujerando las raquetas convirtiendo al juego en una situación totalmente absurda, Maurizio Cattelan propuso un metegol para 24 personas al cual llamó Studio y Ay-O inventó “Finger Box Set” 15 cajitas de madera contenidas en un maletero, cada una de ellas conteniendo algo distinto que solo podía ser sentido al ingresar un dedo por un agujero.

Propuestas a veces irreverentes y sinsentido que cuestionaban las nociones mismas de arte y juego, llevando ambas al borde de sus significados, alterando e incluso rompiendo las reglas.Propuestas que invitaban a que el observador se transformara en participe en lugar de permanecer ajeno a la obra. Su objetivo final era instalar los valores artísticos en cada aspecto de la vida a través del humor y el juego.

Cincuenta años después pareciera haber una nueva oleada de los homo-ludens descriptos por Huizinga. Nuevamente el juego adquiere un lugar central y es incorporado por las variadas ciencias y prácticas culturales. Una vez más Arte y Juego se fusionan incorporando ahora una propiedad inherente al siglo que habitamos: la tecnología.

Bajo las categorías de serious-games, videojuegos experimentales, bio-games y art-games, artistas y desarrolladores vuelven a elegir un modo de comunicarse que anclado en el entretenimiento busca una consecuencia ulterior.

“Slow bicycle race”, Mayo 2008. Tate Modern, London, performance que fue parte de las Olimpiadas Fluxus

Datos de interes:

Museo official Fluxus_ http://www.fluxus-plus.de/

Pagina de consulta: http://www.fluxus.org/

Referentes del movimiento: Nam June PaikLa Monte YoungGeorge BrechtAlison Knowles and Yoko Ono.