Edición 2009 – Videojuegos Internacionales Invitados

En la primera edición de Game on! buscamos brindar al público visitante un muestreo de la gran variedad de posibilidades que hay a la hora de hablar de artgames, con tal objetivo se pusieron en exhibición los siguientes videojuegos.
(Cliquea en las imágenes para acceder a los videojuegos)

Samorost 1 y 2 del estudio checo Amanita Design.

 

 

 

 

Amanita Design es un estudio de videojuegos independientes  que surgió en el 2003 cuando Jakub Dvorský se graduo de la Academia de Artes en Praga con un videojuego flash como su tesis de grado.
El juego era Samorost.
Samorost 1 y 2 tienen un formato clásico de videojuego de aventuras “point and click”, en las cuales el jugador debe ir resolviendo acertijos para avanzar en la historia, identificando qué elementos de la pantalla son los qué puede utilizar y cómo hacerlo. El distintivo de Samorost es el arte que hay en el videojuego, es por eso que lo elegimos para formar parte de Game on!
Samorost ha sigo ganador de los siguientes premios: Webby Award 2004 nominee /Top Talent Award 2003 nominee  y Samorost 2: Webby Award 2007 winner (Games category) / IGF 2007: Best Web Browser Game /Flashforward Film Festival 2006 winner in Original Sound category /Best Web-Work Award in SEOUL NET FFESTIVAL 2006

Samorost era quiza una de las formas más accesibles de acercarse a la idea del videojuego como obra de arte; el desarrollo de una historia, la forma de contarla, el trabajo creativo de los personajes y escenarios, la musica.

Flower del estudio californiano That Game Company.

 

 

 

 

Flower fue presentado en forma inédita en America Latina bajo el contexto de Game on! Al año siguiente de presentado en la exhibición fue galardonado con una menciòn en los PrixArs 2010
Flower es una apuesta expresa a que los videojuegos pueden transmitir otro tipo de emociones distintas a las generalmente tratadas por el mainstream. Según sus creadores se trata de un poema en formato de videojuego.
Flower es tambièn la prueba de que un videojuego puede ser realizado con objetivos comerciales y ser tambièn un videojuego artìstico.
En este caso es artìstico por el tratamiento estetico, visual, sonoro y por la propuesta en sí que se abre de las reglas tradicionales de los juegos. El juego es una invitación a relajarse, a disfrutar de un paseo entre colores, sonidos, sensaciones y emociones.

The Graveyard, The endless forest y The Path tres propuestas del estudio belga Tale of  Tales

Tale of Tales es un estudio independiente de videojuegos que al igual que That Game Company se dedica a la producción de videojuegos artísticos, en su caso más experimentales y que suelen tratar con cuestiones relacionadas con la narratividad, la mayoria de las veces apelando a conocidas historias infantiles o leyendas.
En esta ocasión decidimos mostrar tres propuestas que de por si eran sumamente diferentes.

The Graveyard

 

 

 

 

El jugador se pone en la piel de una anciana que pasea por un cementerio mientras de fondo se escucha una canción.  Se puede caminar o sentarse en alguno de los bancos a descansar y a escuchar la canción. La otra cara de Flower, también un poema en videojuego, en gama blanco y negro y para reflexionar sobre la finitud.
El juego puede jugarse gratis online o comprarse y acceder a la posibilidad de un final alternativo.

The endless forest

 

 

 

 

Una propuesta multiplayer que sigue vigente con cantidad de adeptos alrededor del mundo.
Se han escrito muchos ensayos y se sigue reflexionando sobre los videojuegos como un lugar donde recuperar los lazos que hoy se pierden en el ritmo agitado de la vida real. The endless forest tiene que ver con esto, es un mundo paralelo, esta vez somos ciervos en una comunidad.

The Path

 

 

 

 

Otra propuesta que se presentó en forma inédita en Latinonamerica, en lanzamiento casi en simultaneo con el original.
En este caso una historia de terror, una adaptación de Caperucita Roja en el mundo moderno.
The Path explora las posibilidades de narratividad en el videojuego. Son seis las posibles caperucitas, seis hermanas, cada una con su personalidad y su historia, dependiendo de a quién elijamos es cómo ira la historia, podremos además ir entendiendo un poco de las otras historias que iran sucediendo en paralelo.
Historia y videojuego se entremezclan.
The Path explora también los limites de la libertad que un jugador puede tener el videojuego. No hay consignas definidas ni únicas, al igual que en sus propuestas anteriores The Path se convierte a veces también en un paseo, aunque un poco tenebroso.

Septiembre 12 de Gonzalo Frasca

 

 

 

 

Septiembre 12 es la perfecta introducción a los newsgames, Gonzalo Frasca uno de sus referentes.
Esta categoría de videojuegos es una reflexión o comentario sobre un suceso puntual de la actualidad o sobre una situación general que toca a la sociedad actual.
Septiembre 12 surge poco después del atentado a las torres gemelas. El juego nos enfrenta quizá con el día después, lo que es cierto es que muestra una situación que ya es moneda corriente. Un panorama en medio oriente, donde vemos caminar a civiles y a terroristas, nosotros tenemos la posibilidad de disparar y esa será nuestra primer reacción, pero cuando apuntemos a los terroristas inevitablemente habrá bajas civiles. Estas muertes (y también la del terrorista) serán lloradas por su seres queridos que ofuscados ante el hecho se pasarán a las filas del terrorismo.
Violencia engendra violencia.
Tan sencillo como eso.
Podemos seguir disparando, queriendo acabar con la maldad, pero cada vez habrá más terroristas buscando tomar represalias ante nuestras acciones.
Solamente nosotros cesando el fuego pondremos fin al juego.

The Intruder de Natalie Bookchin

 

 

 

 

Con The Intruder pasamos al campo de los artistas experimentando con videojuegos. En este caso una propuesta de una reconocida artista de nuevos medios que explora nuevamente en las relaciones entre narratividad – literatura – videojuego. The Intruder es un homenaje a Jorge Luis Borges. Para avanzar en la historia el jugador debera ir resolviendo una serie de juegos que lo irán haciendo conectarse cada vez más con la historia original.

The Nerve Game de Van Sowerwine

 

 

 

 

Para finalizar el recorrido otra propuesta desde el campo del arte.
Una reflexión un tanto sarcàstica sobre el ritmo agitado que llevamos hoy día.
The nerve game esta en los limites de net art – videojuego – juguete (categoria que nos habla de los videojuegos sin objetivo final).